Joaquín Carbonell también nos apoya

Me parece una iniciativa admirable. La de recuperar nuestro patrimonio cultural. Y la música popular es uno de los referentes más
significativos en nuestro paisaje sentimental.
No podemos dejar en el olvido las canciones de MAS BIRRAS, que nacieron con la ingenuidad que lo pintaba todo en los apasionantes años 80. Mauricio Aznar ya forma parte de nuestro patrimonio. Un hombre entusiasta que estaba convencido de que el rock contribuiría a cambiar las cosas. Su apuesta por el rocanroll y luego por el folclore argentino fue uno de los gestos más nobles y originales que tuvieron lugar en aquella España.
Tan buen compositor era que sus canciones suenan en todo el mundo.
Editar sus discos en vinilo es un acto de rebeldía frente a la aplastante vulgaridad que nos invade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *