Luis Lles apoya al club “Amigos del disco aragonés”

Una geografía emocional

Veinticinco años ya de “Al este del Moncayo” (¡un cuarto de siglo!) y doce desde la muerte de Mauricio Aznar. A pesar de que todo se confabula para volver al tópico de “¡cómo pasa el tiempo!”, uno es poco amigo de la nostalgia y prefiere hablar de la absoluta vigencia de un disco con seis composiciones (un mini-LP, se decía entonces) que ha envejecido extraordinariamente bien. De hecho, varias de sus canciones podrían figurar entre las páginas más granadas que los creadores zaragozanos han escrito en la historia musical aragonesa de finales del siglo XX. Un disco, en definitiva, que ha visto crecer su influencia con el paso del tiempo.
Antes de que Mauricio se arrimara a la sombra de Gardel y Discépolo, prefería rodearse de la iconografía de la gran mitología americana. Por las seis canciones de “Al este del Moncayo” sobrevuelan los ecos de Elvis Presley, Hank Williams y Link Wray, tanto como lo hace la épica de los grandes espacios abiertos aragoneses y, por supuesto, la omnipresente silueta del Moncayo. El disco no tiene desperdicio: los aires de western baturro de “Maldita sea mi suerte”, el rockabilly melancólico y crepuscular de “Tren de medianoche” (incluidos sus guiños a Morricone), el surfabilly algo naïf de “Esa chica llamada soledad” o ese gran himno que es “Apuesta con el rock´n´roll” (con relecturas posteriores de Loquillo o Bunbury, entre otros), una canción de huida, una hermosa road song para perdedores. Y el disco se completa con una divertida revisión del clásico “Moliendo café”, a medio camino entre el rock & roll y el fake jazz a lo Lounge Lizards, y con ese “El próximo eres tú” final, tristemente premonitorio. Si John Ford hubiera sido aragonés, seguramente le habría gustado filmar alguna de las historias que surcan este inolvidable cancionero, reconvertido con el paso de los años en pura geografía emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *